CAES
Arno

Canteras | Graverasrss

Naciones Unidas reconoce el trabajo de LafargeHolcim sobre la valoración de los servicios ecosistémicos de la cantera castellano-manchega de Yepes-Ciruelos

Visita a Cantera

El trabajo desarrollado por la compañía cuantifica los servicios proporcionados tras la rehabilitación de la cantera, lo que permite poner en valor los beneficios sociales, económicos y ambientales del proceso de restauración.

Desde el punto de vista social, se estima que más de 13.000 personas pueden disfrutar, directa o indirectamente, cada año del espacio rehabilitado y, desde un aspecto económico, se calcula que el valor de los servicios ecosistémicos evaluados en la cantera supera los 8 millones de euros.

Este trabajo es pionero también por ser una de las primeras evaluaciones en profundidad de capital natural en el que han colaborado conjuntamente los sectores público y privado.

En línea con el objetivo del Grupo Holcim de lograr un Impacto Neto Positivo sobre la biodiversidad para 2030, la compañía suma un nuevo hito en este ámbito con la publicación, por parte de Naciones Unidas, de un trabajo sobre la valoración de los servicios ecosistémicos de la cantera de Yepes-Ciruelos (Toledo).

En el informe publicado por este organismo internacional se refleja la cuantificación de los servicios ecosistémicos proporcionados, lo que permite poner en valor los beneficios sociales, económicos y ambientales del proceso de rehabilitación ecológica basado en la sucesión natural, la educación ambiental y la investigación para la conservación.

Desarrollado en 2016 en colaboración con un nutrido grupo de expertos en conservación, el estudio destaca por haber hecho posible una medición de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos asociados a la restauración de este espacio minero siguiendo una metodología basada en la clasificación establecida por CICES9 (Clasificación Internacional de Servicios Ecosistémicos). El informe se centra en los servicios de “Regulación y Mantenimiento”, que incluye aspectos como la polinización o la fertilidad de suelo, y en los “Culturales” contemplando como puntos fuertes actuaciones de conservación o patrimonio natural, para poner en valor el modelo de restauración de la compañía en pro de la biodiversidad.

De esta forma, recoge todas las actuaciones realizadas en la cantera, tales como: labores de divulgación y educación ambiental, instalación de colmenas de abejas para favorecer la polinización, la apuesta por el asentamiento de especies de flora y fauna amenazadas, la introducción de endemismos en peligro de extinción o actividades enfocadas al ocio.

Desde el punto de vista social, se estima que más de 13.000 personas pueden disfrutar, directa o indirectamente, cada año del espacio rehabilitado, mientras que, en un plano económico, se estima que el valor de los servicios ecosistémicos evaluados en la cantera de Yepes-Ciruelos supera los 8 millones de euros.

En palabras de Oswaldo Pereda, director de la fábrica de LafargeHolcim en Villaluenga de la Sagra, “esta cantera, que suministra de materia prima a nuestra fábrica, constituye un ejemplo de compatibilización entre actividad minera y capital natural y un referente internacional en lo que a restauración de espacios mineros se refiere”. Y añade que “la publicación del informe por parte de Naciones Unidas es un importante reconocimiento al buen trabajo y nos anima a dar continuidad a nuestro objetivo de generar un impacto positivo en la biodiversidad y aumentar el capital natural de los espacios en los que operamos, y en particular en Castilla-La Mancha”.

CANTERA DE YEPES-CIRUELOS: DE ESPACIO MINERO A RESERVA NATURAL EN PLENA MESA DE OCAÑA

Con un proceso de restauración enfocado en la regeneración de la vegetación basada en la sucesión natural, LafargeHolcim inició en 2004, de la mano de la Universidad de Castilla-La Mancha así como de diferentes expertos y entidades conservacionistas, actuaciones de aceleración y seguimiento de la sucesión ecológica natural de la cantera, creando y mejorando nichos ecológicos para la fauna regional de invertebrados, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Además, entre otras actuaciones, la compañía creó hábitats para aves rupícolas, instaló colmenas de abejas con el objetivo de favorecer la polinización y apoyar a las poblaciones locales de abejaruco y, en los últimos años, incorporó especies endémicas y amenazadas de alto valor ecológico como el pítano (Vella pseudocytisus subsp. pseudocytisus).

El uso público y la investigación aplicada sobre restauración ecológica es el objetivo final de todas estas actuaciones, por lo que LafargeHolcim puso en marcha el Centro de Interpretación de la Naturaleza “Mesa de Ocaña”, adscrito a la Red de Equipamientos para la Educación Ambiental de Castilla-La Mancha, desde donde se da a conocer a los visitantes los valores ambientales que posee el entorno de la cantera y donde se imparten cursos prácticos a universitarios y técnicos profesionales de la conservación. Además del propio centro, los usuarios pueden disfrutar de un observatorio de aves, itinerarios botánicos, rutas ciclo turísticas y zonas de recreo y de esparcimiento, entre otros.

Artículos relacionados

Veces visto: 541
© ConcretOnline | Marca registrada.