Skip to main content

Morteros | Revoquesrss

Así se repara el hormigón afectado por corrosión biogénica. Reparación y protección del hormigón de pozos | Sika


El fatídico terremoto que en mayo de 2011 sacudía el municipio murciano de Lorca unió los caminos de Sika y Laboratorios Horysu, dedicado a realizar labores de control de calidad de materiales de construcción desde hace más de 50 años.

Su director técnico Juan Andrés Clemente pudo conocer de primera mano los sistemas recomendados por Sika en el Centro de Asesoramiento Técnico que la compañía instaló en la ciudad murciana para ayudar a la rehabilitación y reparación de los cientos de edificios dañados estructuralmente por el seísmo.

Esta primera toma de contacto que sirvió para dar a conocer los sistemas de reparación y refuerzo de Sika y sus métodos y procesos de aplicación, fue el origen de la puesta en marcha de una nueva división del laboratorio que, a partir de este momento, incluyó entre sus servicios la realización de este tipo de obras de reparación.

Sika

Trabajando exclusivamente con materiales de Sika, Inversiones de Murcia (Lab. Horysu) ha participado en un buen número de proyectos. Uno de los últimos ha sido la reparación y protección del hormigón de uno de los pozos de la depuradora propiedad de Utedeza y del Ayuntamiento de Zaragoza, construida en 1990 para satisfacer las demandas de la ciudad.

Esta depuradora se emplea en el tratamiento de las aguas residuales de Zaragoza, minimizando su impacto ambiental, incinerando los fangos producidos y tratando los gases emitidos.

Pero la acción de estos gases provocó que el hormigón de uno de los pozos principales sufriese un ataque de corrosión biogénica o inducida por microbios. “Es un proceso químico”, explica Juan Andrés Clemente, “por el que el alto contenido de sulfatos que tienen las materias inorgánicas, provoca actividades biológicas como la producción de anhídrido sulfúrico que se libera al aire por encima del agua residual”.

Otras cepas de bacterias desarrolladas en la superficie húmeda del hormigón van a transformar este gas inerte en un ácido sulfúrico agresivo que ataca muy rápidamente las superficies minerales, como el soporte de hormigón de este pozo.

Nos encontramos con una situación en la que el Pozo de Todo Agua había sufrido un ataque muy elevado de corrosión biogénica. Algunas partes del pozo habían perdido el recubrimiento de hormigón y, en algunos casos, hasta las armaduras”, detalla el responsable técnico de Inversiones de Murcia (Lab. Horysu).

LA PREVENCIÓN Y REPARACIÓN ES POSIBLE
Afortunadamente, este proceso se puede prevenir o revertir, como ocurrió en este caso, con el mortero Sika MonoTop®-4400 MIC basado en la tecnología SewperCoat® (hecha de cemento y agregados de aluminato de calcio al 100%) para la reparación de estructuras de hormigón y mampostería sometidas a corrosión biogénica.

La suma de sus ingredientes, cemento y aluminato de calcio, hace que este hormigón tenga una resistencia muy superior a las superficies que contienen sulfato. Los ensayos y simulaciones en cámara han demostrado que con el uso de este material la degradación se limita a un 20% de pérdida de peso en comparación con la destrucción total de otros tipos de hormigón normales.

El aluminato de calcio del Sika Monotop© 4400 MIC está presente tanto en el ligante como en los áridos. Está diseñado para su utilización como reparación y protección de la infraestructura de alcantarillas, arquetas y otros elementos en depuradoras donde se puedan producir este tipo de ataques agresivos.

Se aplica por medio de una máquina de proyección de morteros en vía húmeda, con un espesor mínimo de 15 mm. Permite una rápida puesta en funcionamiento de las estructuras, pues a las 24 horas ya se pueden utilizar.

Es un tratamiento pionero en todo el mundo y muy innovador. Nosotros hemos sido de las primeras empresas en trabajar con él. En este pozo dañado y, una vez reconstruido el volumen de hormigón perdido, se preparó la superficie humectando el soporte 24 horas antes. Elegimos un espesor de 25 mm y no tuvimos ningún problema para aplicar este material”, manifiesta Clemente.

La intervención se finalizó con la aplicación del líquido de curado Sika Gard 230 MIC. Este material monocomponente y listo al uso con la simple adición de agua, está especialmente diseñado para el rápido endurecimiento superficial del mortero Sika MonoTop®-4400 MIC.

Su uso en combinación con el mortero, reduce la desecación temprana, la fisuración por contracción plástica, la aparición de polvo en superficie o el cuarteo, entre otras posibles patologías. Su principal ventaja es que la estructura tratada puede volver a ponerse en funcionamiento tan solo una hora después de la aplicación.

Sistema seguro, efectivo y duradero

La combinación de los dos materiales configura un sistema pionero que aporta una solución muy rápida, efectiva y duradera incluso en superficies húmedas y ambientes cerrados como este pozo de la depuradora de Zaragoza”, añade el experto.

Juan Andrés Clemente también insiste en destacar el gran apoyo recibido por el departamento técnico de Sika. “La resolución de dudas, los consejos de aplicación y el apoyo con documentación y ensayos es inmediato y certero. Todo ello nos ha llevado a trabajar con esta marca en exclusiva para todas nuestras obras, intervenciones y proyectos”, finaliza.

Esta obra y otros muchos casos de éxito se pueden consultar en la web de referencias de obra de Sika.

Artículos relacionados con:
"Así se repara el hormigón afectado por corrosión biogénica. Reparación y protección del hormigón de pozos | Sika"

Veces visto: 685



 

Los datos que se recogen en este formulario únicamente se van a emplear para el fin que se solicita por lo que no serán cedidos en ningún caso.
Leer Aviso Legal y Política de Privacidad



  • banner promo lateral





 

CONGRESO DEL HORMIGÓN 2024