CHRYSO
Sika
Master Builder Solutions
Myphor
Fosroc

Aditivos | Adicionesrss

Aditivos fluidificantes, o reductores de agua para hormigón, de Chryso

Aditivos fluidificantes, o reductores de agua para hormigón, de Chryso

Los aditivos reductores de agua para el hormigón, también conocidos actualmente como un producto plastificante o fluidificante, se refiere a una sustancia que tiene por función incrementar el nivel de fluidez, haciendo más dócil la mezcla que se usa en la elaboración de morteros y hormigones.

Con el uso de este tipo de aditivos, es posible lograr una relación agua-cemento mucho más ventajosa, pues por la misma cantidad de agua se logran hormigones que resultan mucho más fáciles de trabajar.

VENTAJAS DEL USO DE ADITIVOS FLUIDIFICANTES

Utilizar aditivos fluidificantes o reductores de agua para el hormigón es un proceso que proporciona una serie de ventajas importantes, entre las que destacan:

  • La creación de mezclas para hormigón económicas
  • Son altamente compatibles con las diferentes bases utilizadas para crear el hormigón
  • Generan un proceso de dispersión inicial positivo
  • Evitan el aire en la mezcla y posibles retardos durante el proceso de fraguado del hormigón
  • Producen un nivel de compactación de la mezcla bastante elevado, con resultados robustos y resistentes
  • Incrementan el nivel de docilidad de la mezcla con la que se prepara y aplica el hormigón
  • El proceso de aplicación del hormigón en la obra es mucho más sencillo
  • Reducen los riesgos de mala compactación del hormigón en zonas con altas y bajas temperaturas
  • Proporcionan acabados mucho más estéticos
  • Alargan el tiempo de vida útil del hormigón, el cual es bastante largo
  • Algunos producen un resultado impermeabilizante bastante útil

El uso que se proporciona a cada tipo de aditivo fluidificante para hormigón depende de una gran variedad de factores, tales como la zona en la que se aplicará la mezcla, el uso que tendrá el hormigón una vez que se haya compactado, entre otros.

CHRYSO

Una de las grandes ventajas al respecto, es que en Chryso le ofrecen una amplia variedad de tipos de reductores de agua para el hormigón que existen, lo que  permite elegir el que mejor se adapte a sus necesidades, en función de lograr un resultado tan resistente y duradero como sea posible.

ADITIVOS FLUIDIFICANTES - CHRYSO

En Chryso disponen de una gran variedad de aditivos para el hormigón que se usan en el sector de la construcción, los cuales tienen una calidad elevada y facilitan la aplicación de todos los tipos de hormigón. Entre ellos destacan:

CHRYSO Fluid Premia 180
Se refiere a un superplastificante que reduce la cantidad de agua a aplicar en la mezcla y le proporciona una excelente trabajabilidad al cemento, resultando idóneo para preparar y aplicar el hormigón prefabricado, el autocompactante, el preparado, el pretensado y el de prefabricación pesada.

Está fabricado con policarboxilatos modificados como base, los cuales se encargan de reducir fuertemente el agua. Se usa en hormigones ricos en finos y facilita la aplicación del hormigón sin vibración, gracias a que permiten obtener una relación entre agua y cemento muy baja, por lo que la consistencia que tiene es fluida y permite conseguir resistencias elevadas en un máximo de 28 días.

La dosificación de este producto se encuentra entre 0,3% y 3% con relación al peso del cemento; sin embargo, esto se define realizando una prueba preliminar. Se agrega al agua de amasado directamente y puede usarse en diferido. Su color es verdoso castaño y su textura es líquida.

CHRYSO®Fluid Optima 58
Es un reductor de agua para hormigón que permite trabajarlo fácilmente para elaborar el hormigón preparado y obras civiles. También está hecho con una base de policarboxilato modificado, permitiendo el trabajo de contenidos óptimos del cemento durante cualquier época del año y con cualquier temperatura.

Por la reducción de agua que realiza, así como el nivel de oclusión de aire tan bajo, permite obtener una mezcla con efecto impermeabilizante. Su dosificación es de 0,3 kg por cada 100 kg de cemento y se puede agregar al agua de amasado sobre el hormigón. Tiene una coloración amarillo o castaño y su consistencia es líquida.

CHRYSO®Fluid Optima 66
Se refiere a un aditivo fuerte reductor de agua y superplastificante que resulta adecuado para la elaboración de hormigón preparado, con resistencias iniciales elevadas, armados o pretensados, plásticos o fluidos y autocompactables. Tiene un color amarillo castaño y también es líquido.

Está hecho con policarboxilato modificado como base y es adecuado para hormigones con cualquier consistencia. También se puede usar en sinergia como un aditivo plastificante. Es adecuado para garantizar un fraguado óptimo del hormigón durante cualquier época del año. Habitualmente se dosifica en un 0,6% y se añade en conjunto con el agua de amasado a la hora de preparar el hormigón.

CHRYSO®Plast 960
Es un plastificante reductor de agua muy potente, el cual se usa para la fabricación de hormigones cuya relación entre agua y cemento es bastante baja y no es sensible a las variaciones que puedan presentarse en los finos y el contenido de agua o la humedad en los lugares más áridos.

Este aditivo se usa en todo tipo de cemento, como los blancos y los grises a la hora de fabricar diferentes clases de hormigón, conservando la consistencia y logrando un nivel de resistencia alto, así como un nivel de trabajabilidad y compacidad elevado para la mezcla. Evita la naturaleza dispersante de algunas mezclas de hormigón, pues lo compacta de manera adecuada.

Su dosificación se realiza de acuerdo con los resultados obtenidos en las pruebas realizadas previamente, aunque normalmente oscila entre 0,3% y 0,7% en relación con el peso que tiene el cemento.

El proceso de manipulación de cualquiera de estos productos resulta totalmente seguro, en vista de que no contienen químicos que puedan provocar alguna reacción desfavorable para el usuario.

La mayoría de los reductores de agua para el hormigón se venden por litros a granel o en bidones y deben conservarse en ambientes libres de temperaturas muy fuertes o bajas, pues el ambiente influye directamente en su consistencia. Sin embargo, cuando se congela y descongela sus propiedades se mantienen intactas.

El período de caducidad que tiene este tipo de producto es de 12 meses, por lo que no se recomienda almacenarlo por un tiempo prolongado.

  • Veces visto: 3092
Master Builder Solutions

Myphor

Fosroc

Buscar artículos

 

Los datos que se recogen en este formulario únicamente se van a emplear para el fin que se solicita por lo que no serán cedidos en ningún caso.
Leer Aviso Legal y Política de Privacidad

© ConcretOnline | Marca registrada.