Skip to main content

Hormigónrss

Entrevista en Realidad Mapei a Carlos Raich, presidente de Anefhop


En el BOE del martes 10 de agosto de 2021 se publicaba el Real Decreto 470/2021, de 29 de junio, por el que se aprobó el Código Estructural (CE). Son 13 años después de la publicación del R.D. 1247/2008, por el que se aprobaba la Instrucción de Hormigón Estructural (EHE-08), y 10 años desde que se publicó el R.D. 751/2011, por el que se aprobaba el Proyecto, Construcción y Mantenimiento de Estructuras de Acero (EAE). Mucho tiempo, quizás demasiado, para lo rápido que avanza el mundo.

Realidad Mapei
José Antonio Rodríguez López - Director Técnico Aditivos para Hormigón


El Código Estructural ha entrado en vigor el pasado 10 de noviembre de 2021 e irá progresivamente implementándose a medida que vayan terminando los proyectos efectuados con anterioridad a su entrada en vigor (siempre que dichos proyectos comiencen en un plazo no superior a un año para las obras de edificación o de tres años para las de ingeniería civil). Consecuencia directa: debemos esperar más tiempo para su aplicación real.

Principios básicos del nuevo código estructural

El ámbito de aplicación del nuevo Código Estructural son las estructuras de hormigón, de acero y mixtas, hormigón- acero, integrándose, pues en un solo documento lo que antes eran dos (EHE-08 y EAE). Este nuevo documento ha recogido las necesarias actualizaciones de los anteriores a los que sustituye e integra, de lo que iremos detallando algunos ejemplos.

Por otro lado, hay que destacar la gran importancia que el nuevo Código Estructural otorga a la Sostenibilidad. Cabe recordar que, en la EHE-08, se contemplaba como anejo a la misma, pasando ahora a formar parte del articulado (Capítulo 2, “Bases generales para la contribución de las estructuras a la sostenibilidad”).

Se incorporan para el cálculo en el CE los Eurocódigos EC-0, EC-2, EC-3 y EC-4 (anejos del 18 al 32), previa modificación o eliminación de textos que no sean competenciales, que no sean de aplicación o reglamentarios en España, que sean objeto de otra reglamentación o que puedan entrar en conflicto con materiales, control, etc. Se trata, pues, de una trasposición no totalmente directa.

También se incorporan el Reglamento UE 305/2011 (Condiciones armonizadas para la comercialización de productos de la construcción o Marcado CE), el Reglamento UE 515/2019 (relativo al reconocimiento mutuo de mercancías comercializadas legamente en otro Estado Miembro de la UE), y se produce una adaptación de las normas a la normativa europea, tanto de normas armonizadas como no armonizadas.

Otro apartado destacado en el nuevo CE es la atención que se presta a la durabilidad y al ciclo de vida de las estructuras, incorporándose en este sentido productos nuevos como el acero inoxidable, además del hormigón proyectado, y articulando ya el hormigón autocompactante (en la EHE-08 figuraba como anexo).

Cambios más destacados en el hormigón

A continuación, vamos a exponer de forma resumida las principales novedades que podemos encontrarnos en el nuevo CE relativo al hormigón.

Para una información más detallada, tenemos bien el propio texto del CE, bien los diferentes cursos que se están realizando desde distintas organizaciones. De hecho, este artículo está basado en estas dos fuentes.

Proyectos, documentación y recepción del hormigón en obra

En cuanto a los proyectos, los pavimentos de hormigón quedan explícitamente contemplados, se adapta la designación de los ambientes de exposición del hormigón a la nomenclatura de los Eurocódigos (Tabla 1), con una consecuencia directa en la resistencia mínima de los hormigones en función de dicha exposición ambiental (cambia la recomendación por la obligatoriedad), se establece la consistencia fluida como referencia para pilares, forjados y vigas en obras de edificación, salvo justificación en contra, y pasa a ser obligatorio documentar el pedido.

Por lo que hace referencia a la documentación a aportar por el fabricante de hormigón, se sustituye el “certificado de dosificación” por la “declaración responsable”, se elaborarán Fichas Técnicas para la mayoría de los hormigones y se deberá disponer de un Certificado de Garantía de Dosificación (inviolabilidad de los sistemas de dosificación) y de Carga (garantía de trazabilidad documentada). Este último no podrá ser desarrollado posteriormente por falta de espacio, aunque es de vital importancia estudiar de manera adecuada la dosificación de los diferentes hormigones en función de la clase de exposición, la resistencia característica, el tipo, clase y cuantía de cemento, la relación agua/ cemento, el tamaño máximo del árido y la curva granulométrica más apropiada y la consistencia de trabajo para su puesta en obra.

Clases de exposición EHE-08 y Código estructuralEn el apartado de “Recepción del hormigón”, se reduce el intervalo de temperaturas y el periodo de conservación de las probetas en obra, contemplándose dejar probetas de reserva para comprobaciones posteriores a los 28 días. También se modifica la función de aceptación, eliminando el criterio del recorrido, que penalizaba los resultados altos.

Por último, se pretende hacer más atractivos para fabricantes y usuarios los Distintivos de Calidad Oficialmente reconocidos (DCOR) con las mismas garantías de calidad de producto y fabricación.

Materiales componentes del hormigón

Daremos seguidamente un breve repaso de los materiales componentes del hormigón en el nuevo CE, empezando por los cementos, que se adaptan a la normativa RC-16, la UNE-EN 197-1 y el R.D. 1313/1988 (según el tipo y clase). Empiezan a tener importancia los cementos en los que se reduce el contenido de clínquer por temas de sostenibilidad. En el agua, se limita a 2 g/L (antes 3 g/L) el contenido de cloruros para hormigones armados o en masa con armadura para control de fisuración. Así mismo, para prevenir la reacción álcali-árido, se limita el contenido de Na2O equivalente a 1,5 g/L. También se permite el agua de mar para el curado de elementos de hormigón armado que estén permanentemente sumergidos (por ejemplo, cajoneros de muelle en plataforma flotante con encofrado deslizante).

No hay demasiadas diferencias en cuanto a los áridos, eliminándose ensayos poco significativos como la friabilidad de las arenas, terrones de arcilla y partículas ligeras. Además, se introduce en el artículo 30.8 (antes Anejo 15 de la EHE-08) la posibilidad de incorporar hasta un 20% de áridos gruesos procedentes de reciclado de hormigón para hormigones de resistencia característica igual o inferior a 40 MPa y permitiéndose hasta un 100% de sustitución para los hormigones de limpieza.

Se incorporan los aditivos moduladores de viscosidad a la lista de aditivos contemplados en el articulado, valorándose por parte de la Dirección Facultativa la posibilidad de añadir algún tipo nuevo que sea necesario para la obra.

Las adiciones permitidas siguen siendo las mismas, y solo se añade la posibilidad de incorporar cenizas de co-combustión para hormigones de limpieza (o para ciertas obras que así lo requieran y siempre bajo la responsabilidad de la Dirección Facultativa) y escorias granuladas molidas de horno alto (previa realización de estudios experimentales de resistencia y durabilidad de los hormigones).

Clases de exposición en la EHE-08 y el Código EstructuralHormigones

De forma similar a lo establecido para el agua, se reduce el porcentaje total de cloruros del hormigón (sobre peso de cemento), en especial, para los ambientes XD y XS tanto para hormigones armados o con armadura de control de fisuración (0,2%) como para hormigones pretensados (0,1%).

Se aumenta el contenido total de finos en el hormigón, procedentes de la suma del árido grueso, del árido fino y los finos calizos del cemento, de los 175 kg/m3 a los 200 kg/m3 (210 kg/m3, si es agua reciclada). La tabla de consistencias del hormigón (Tabla 2) cambia ligeramente, reiterando que la consistencia fluida será la referencia, salvo justificación en contra. Hay otros cambios en las denominaciones, referentes a los hormigones con material reciclado (HRM / HRA) y autocompactantes y, en el Anejo 9, podemos encontrar las recomendaciones para el hormigón proyectado estructural.

Conclusiones

El nuevo Código Estructural representa una apuesta decidida por la Sostenibilidad. El reto para todas las personas que estamos involucradas en el sector de la construcción es que se implemente cuanto antes, tratando de potenciar sus fortalezas y solucionando, de la mejor manera posible, aquellos aspectos que puedan quedar confusos o puedan generar discusiones interpretativas.

Tal y como comenté al principio, son muchos años los transcurridos desde la EHE-08, y bajo mi punto de vista, me hubiese gustado que el nuevo CE hubiese sido un poco más ambicioso en ciertas cuestiones como, por ejemplo, en el tema de las consistencias. El hecho de que recoja la consistencia fluida como referencia es algo que ya se viene haciendo en España desde hace muchos años y, cualquier persona que haya estado o esté en obra de forma regular lo sabe, aunque la consistencia especificada no fuese fluida, si no blanda. Las plantas de hormigón ya tenían esto en cuenta a la hora de realizar sus dosificaciones.

Y es que éramos el único país de Europa en la que se mantenía una consistencia blanda con la que, en muchos casos, era imposible de trabajar en los armados de las estructuras. A veces, imperaba el sentido común y se cambiaba la consistencia de proyecto de blanda a fluida (previo incremento del coste del m3 de hormigón) pero, en otras, se llevaban las cosas a “rajatabla” con los posibles problemas derivados de una deficiente compactación en obra. Quizás convenga recordar que el hormigón en estado fresco debe recubrir las armaduras con una compacidad adecuada, e intentar vibrar un hormigón blando con áridos de machaqueo y según qué armado se convierte en misión casi imposible.

No entiendo cuál es el temor a los hormigones en consistencia líquida. Por cierto, ya que se han adoptado las designaciones de los ambientes, también podría haberse adoptado la terminología europea para las clases de consistencia (S0 a S5). No entiendo la coletilla que se arrastra en el CE de que no se podrán hacer hormigones líquidos sin superplastificante porque nadie en su sano juicio lo hace y lo digo con conocimiento de causa con mis 15 años en plantas de hormigón y 15 años en el mundo de los aditivos (tuve el honor, junto con algunos excompañeros, de que la última planta de hormigón de España que no empleaba aditivo dejase esta práctica prehistórica).

Cuando tengo reuniones con mis colegas de Europa, ellos están preocupados de que su hormigón de torta 720 mm tenga al menos 680 mm a las 2 horas. ¿Cuántos años tendremos que esperar para que este tipo de hormigones sean la referencia en España y no la excepción? Había un chiste de Forges, de hace muchos años, tantos como los que tengo, que decía: “Cuando España sea Europa, Europa será Asia”.

Cuando era hormigonero, solía colaborar con los organismos oficiales en las campañas de contraste interlaboratorios, preparando hormigones que eran ensayados por los laboratorios acreditados. ¿Saben cuál fue el hormigón en todos los años de pruebas que tuvo menor coeficiente de variación entre los laboratorios? Pues el autocompactante, y hablo de, al menos, unos 20 años atrás.

Ojalá el nuevo Código Estructural vaya sabiendo evolucionar con los tiempos en otros apartados como el de la consistencia de trabajo de los hormigones, al menos, bajo el punto de vista de quien suscribe este artículo.

Artículos relacionados con:
"Entrevista en Realidad Mapei a Carlos Raich, presidente de Anefhop"
Visto: 642



 

Los datos que se recogen en este formulario únicamente se van a emplear para el fin que se solicita por lo que no serán cedidos en ningún caso.
Leer Aviso Legal y Política de Privacidad










 

CONGRESO DEL HORMIGÓN 2024